FotoreportageSchwarzweiss

Fotoreportaje: Espejo de identidad cultural
Exposición fotografica de LeNeff

Teatro Real, Córdoba Capital, Argentina
11. - 29. de agosto 2004

Córdoba Cultura - Departamento de artes visuales



por LaSalazar - Córdoba

El fotógrafo suizo LeNeff, a pocos días de la presentación en su país de la publicación ”Menschen in Hedingen”, dio a conocer su trabajo en Argentina. La iniciativa del fotógrafo helvético, fue acogida por el departamento de artes visuales de la agencia “Córdoba Cultura” que depende del gobierno de esa provincia argentina. El criterio que se tiene en las salas de exposición estatales es: que la propuesta presentada tienda al planteo de inquietudes válidas para la idiosincrasia del común de la gente. En este requerimientose articuló el proyecto de la exposición fotográfica del sr. LeNeff desde el siguiente punto de vista:

¿Quién, aún sin entender para que sirven, no se ha tentado de comprar un video-juegos, una barby o un pokemon solo porque un niño lo pide tan apasionadamente, que parece ser un producto de primera necesidad?

La globalización nos afecta a todos. La globalización es una consecuencia de la tecnología actual, que permite instrumentar masivamente, intereses económicos puntuales en búsqueda de potenciales consumidores. La globalización deriva en el tratamiento del ser humano como un masa o un número. Consecuencia necesaria: perdida de identidad de los pueblos por la adaptación compulsiva a una cultura hegemónica (sincronización cultural).

La identidad cultural se define como el derecho de los pueblos a preservar y dinamizar sus propios modos de hacer, pensar, y sentir respecto de la realidad, esta aptitud se reconoce en el año 1960 como derecho colectivo de los pueblos como identidad cultural al derecho de los pueblos de preservar y dinamizar sus propios modos de hacer, de pensar y sentir respecto de la realidad.

Como contra-cara del derecho a la identidad cultural surge la necesidad de mantener y acrecentar la “diversidad de la identidad cultural”, como base de diálogo pacífico entre los pueblos. Los países del primer mundo (Suiza en este caso) no escapan a este fenómeno de globalización. Hedingen es una localidad próxima a 20 km de la ciudad de Zurich.

Teniendo en cuenta el corset sociocultural en el que está inserta:
1. Por su ubicación geografica inmediata a uno de los polos financieros y políticos potentes del mundo;
2. Por la globalización del mundo actual; Podemos entender la necesidad de sus pobladores por reafirmar su propia identidad cultural.

En este sentido la publicación “Hombres en Hedingen” constituye una clara estrategia de democracia cultural por cuanto persigue la participación de la comunidad en la vida cultural como productora, no solo receptora o consumidora del quehacer cultural.

El fotógrafo helvético LeNeff, a través de la técnica del fotoreportaje, ofrece una mirada introspectiva de Hedingen dando a conocer la fisonomía y los sueños de su gente. La técnica planteada por LeNeff combina lo documental con lo estético intentando a través de lo visual, plasmar en la fotografía, una identidad colectiva tan actual como dinámica.

La imagen: lo cotidiano.
El mensaje: lo verdadero.
Los protagonistas: la comunidad misma.

La temática del libro recientemente publicado tiende a rescatar y reafirmar la identidad de un pueblo, a través del relato y retrato de la vida cotidiana de sus habitantes. El libro “Menschen in Hedingen” es una invitación a los fotógrafos cordobeses a retratar la realidad de su propio entorno, es una apuesta a ver brillar nuestra alta Córdoba, nuestro San Vicente con la misma calidad artística que se busca en una postal de las sierras, ya no para consumo del turismo sino para darles a nuestros hijos el orgullo de “ser” y la posibilidad de pertenecer.

Lo fotógrafos cordobeses son los más idóneos para esta misión porque: el artista que vive en determinado sitio el que está mejor capacitado para captar su esencia.

La fotografía tiene la particularidad de traspasar fronteras idiomáticas, esto permite que el fotoreportaje adoptado como metodología de trabajo a lo largo del tiempo capte rasgos de una identidad cultural que lejos de estar petrificada o inerte, se transforma día a día sin perder su configuración original.

Dado que el arte no se agota en la obra del artista, sino en los ojos del espectador, la universalidad del lenguaje de la imagen permite que los destinatarios del trabajo artístico pueda ser de lo más heterogéneo, esto aporta a un mismo fotoreportaje un dinamismo intrínseco, puesto que toda vez que se varíe la cultura, la sociedad o el entorno del espectador, la óptica también seria diferente.

En síntesis:

Un fotógrafo a través del fotoreportaje tiene la posibilidad de oficiar de gestor cultural, intermediando entre el fotoreportaje de su entorno y la memoria o conciencia colectiva.

La lucha en los países del primer mundo la identidad cultural, contiene el paradigma: saber quienes somos, para acceder a la tecnología y tranquilidad que necesitamos, y poder decir no al la imposición compulsiva de los mercados ávidos de consumidores.


:: LeNeff - Okt 04